5 canciones del mes

Big Yellow Taxi: mayo en 5 canciones

The Shaker Bar, Madrid

Primer paseo del año con los pies al aire. La luz de la primavera. La oscuridad de los edificios al ver cómo se va escondiendo el sol. La despedida de la temporada de tulipanes. Entrevista a Big Yellow Taxi en la radio. Nervios. Proyectos que terminan y que dan paso a otros nuevos. Una cosa más y una menos. Buenas noticias en el telediario. Reencuentros bonitos. Paciencia. Mucha música y esta frase: “avanzas por lo que descartas”. Algo así ha sido mi mes de mayo y sus 5 canciones que lo acompañan.

Empiezo este post con una imagen de mi última visita a The Shaker, un pub de música que está en Alcántara con Ortega y Gasset en el que estuve hace muy poco. Descubrí este bar de casualidad y no pudo encantarme más. Soy de esas personas a las que les cuesta seguir una conversación si hay música de fondo y más si conozco sus letras. Si os gusta la cerveza y la buena música: ¡este es tu sitio! (Como diría la escritora Sol Aguirre: y no, no me pagan, me cobran).

Siempre os suelo recomendar música, pero nunca os he dicho qué bares me gustan para ir y disfrutar de ella con una buena cerveza o copa de vino… Tengo pensado hacer una reseña con mis sugerencias más adelante. No me quiero imaginar cómo voy a disfrutar cantando en esos sitios “cuando pase un poco todo esto”.

Sin más dilación, por aquí os dejo las 5 canciones que me han acompañado durante el mes de mayo. ¡Música, maestro!

Chris Cornell – Arms Around Your Love: la voz de Chris Cornell era muy especial. Llevo todo el mes con esta canción en bucle… por algo será.

Kim Carnes – Bette Davis Eyes: suelo medir el tiempo en el que me maquillo en canciones y esta la tengo que escuchar varias veces: una haciendo playback con el bote de rímel en la mano y la otra mientras se me echa el tiempo encima y me voy maquillando. Temazo.

Eddie Vedder – Hard Sun: este cantante vuelve a repetirse en los favoritos de este mes y es que la banda sonora de la película Into The Wild, es sencillamente preciosa.

Jack Johnson – No Other Way: pertenece al álbum In Between Dreams y es bien bonita, como todas las canciones que canta. When my mind is a mess… suelo recurrir a esta canción.

Luis Eduardo Aute – Mojándolo todo: esta es una de esas canciones que demuestra que se puede hablar de sexo sin resultar ordinario ni obsceno…

Espero que os haya gustado mi selección de este mes.

That’s all folks!

¡Nos leemos!

Marina Lozano

Estándar
Música, maestro

Tracy Chapman: hablando de una revolución

Tracy Chapman. Ilustración de Inma Serrano (@inmaserranito)

¡Hola, hola! El mes de mayo me recuerda mucho a Tracy Chapman y a mis días interminables en la biblioteca de la facultad de Ciencias de la Información. Sus letras, junto a las de otros cantantes, me han acompañado desde el primer día que pisé la facultad hasta mis últimos retoques del famoso Trabajo de Fin de Grado.

Últimamente he estado horas y horas en el universo Chapman, escuchando su música, viendo sus conciertos y leyendo sobre ella. En Big Yellow Taxi te cuento un poco más acerca de esta cantante centrándome no en todos los álbumes, sino en los que más me gustan. Y no, no solo compuso “Fast Car”…

Tracy Chapman nació el 30 de marzo de 1964 en Cleveland, Ohio. Desde muy pequeña, comenzó a tocar la guitarra y a componer canciones. Formó parte del programa A Better Chance, cuya misión se basa principalmente en ayudar a estudiantes afroamericanos para que tengan un futuro mejor. Se graduó en Antropología y se especializó en Estudios Africanos en la Universidad de Tufts, en Massachusetts.

En 1988, Tracy Chapman publica su primer álbum en el que aparece el tema “Fast Car”, que se convertiría en la canción estrella de su álbum homónimo. Este disco tiene canciones maravillosas como “Baby Can I Hold You”, “Talkin’ Bout A Revolution” o “Across the Lines”, que os dejaré más adelante para que las podáis escuchar.

La  revista Rolling Stone incluyó a “Fast Car” en su lista de las 500 mejores canciones de la historia. Este tema en concreto, se encuentra en el puesto 165º del ranking.

Ese mismo año estuvo presente en la celebración de los 70 años de Nelson Mandela en el estadio de Wembley, en Londres. En el concierto, actuaron músicos de la talla de Sting, Dire Straits, Whitney Houston, Eric Clapton o Stevie Wonder. Chapman, que por aquel entonces no era muy conocida, se metió al público en el bolsillo al mostrar sus canciones.

En el siguiente vídeo, aparece una Tracy Chapman con su guitarra y visiblemente emocionada ante un público hipnotizado con la historia de la canción y con su voz:

Chapman aclaró un tiempo después que esa canción no era acerca de un coche, sino sobre una relación que no funciona porque básicamente había empezado algo torcida.

Ese mismo año, ganó 3 Premios Grammy gracias a su primer álbum. En 1989, publica Crossroads, que tiene una canción llamada “Subcity” que hace una reflexión sobre la pobreza y la desigualdad que existe en el mundo.

En 1992 publica Matters of the Heart, para el que organizó una gira de presentación en salas pequeñas, para conseguir ese ambiente íntimo que pedía el disco. En 1995 publica New Beginning, uno de mis álbumes favoritos de ella junto con su primer trabajo. En este disco aparecen “Smoke and Ashes”, “The Rape of the World” o “Give Me One Reason”. Creo que es un álbum con un toque un poco diferente al resto; más íntimo.

Cuantísimas veces habré podido escuchar este disco… Adoro los coros de esta canción. ¡Esto es una compositora de verdad y lo demás son tonterías!

La siguiente canción del álbum New Beginning me parece de lo más sexy… Escuché hace tiempo una versión que tiene junto con Eric Clapton y es tremenda, pero esta vez os dejaré la original:

La cantante afroamericana destaca también por su presencia en el concierto homenaje a Bob Dylan por su 30 aniversario, en el que interpretó el famoso tema “The Times They Are A-Changin” y su participación en el tour que organizó Amnistía Internacional Por Los Derechos Humanos, Human Rights Now!

Os dejo por aquí el resto de canciones que me parecen imprescindibles para poder meterte en el universo Chapman:

La siguiente canción fue escrita hace tres décadas y hablaba sobre el racismo; qué pena que a día de hoy, las historias que cuentan estas letras no nos resulten nada lejanas:

Me despido con la canción que le da nombre al artículo de hoy; todo un cántico a la libertad: Don’t you know, they’re talkin’ bout a revolution? It sounds like a whisper…

4 Premios Grammy, 2 Brits Award, 1 Billboard Music Award y millones de copias vendidas… ¡casi nada! He de decir que el mundo es un lugar más bonito después de escuchar aquellas canciones con letras que salen directamente del alma. ¡Gracias, Tracy!

That’s all folks!

¡Nos leemos!

Marina Lozano

Estándar
Música, maestro

My My, Hey Hey: Neil Young is here to stay

GAB Archive/Redferns

“My My, hey hey… Rock and roll is here to stay”. Con esta frase, comienza una de las canciones más conocidas de Neil Young, considerado como uno de los músicos más importantes e influyentes de estas últimas décadas.

Coincidiendo con su 75º cumpleaños, en Big Yellow Taxi voy a hacer un repaso a lo largo de su carrera musical, poniendo especial atención en las canciones y álbumes que más me gustan de él.

Neil Young nació el 12 de noviembre de 1945 en Toronto, Canadá. Como la gran mayoría, empezó a interesarse por el mundo de la música desde pequeño gracias a sus padres. Aprendió a tocar la guitarra y una vez en la universidad, formó el que sería su primer proyecto musical: Neil Young & The Squires, donde hacía covers de grupos como The Beatles o Elvis Presley.

Conoció a Rick James y entró a formar parte de su banda: Mynah Birds. Más tarde, formó Buffalo Springfield, que destacaba por hacer música que mezclaba el rock, el country y el folk. En 1967, publica su primer disco, que fue un verdadero éxito gracias a la canción : “For What It’s Worth”

¡Es súper conocida y muy pegadiza! Bueno, seguimos: Lanzaron su 2º álbum ese mismo año: “Buffalo Springfield Again” y en 1968, después del lanzamiento de “Last Time Around”, deciden separarse.

Un tiempo después, Neil Young se une al conocidísimo trío Crosby, Stills & Nash (del que ya os hablaré más en profundidad en otro artículo). En 1970, publican el álbum “Déja Vu”, que es maravilloso. Si lo escuchas, coincidirás conmigo en que “ya no se hace música como la de antes”. En él, está una de mis canciones favoritas: “Our House”. Se la escribió Graham Nash a Joni Mitchell cuando estuvieron saliendo juntos. Sencillamente preciosa:

Ese mismo año, Neil Young publica en solitario “After The Gold Rush”, del que destaco estas dos canciones: “Only Love Can Break Your Heart” y “Tell Me Why”.

En 1972, publica su 4º álbum, titulado: “Harvest”. La verdad es que me está costando elegir las canciones de sus discos, ya que me gustan la gran mayoría, pero sino, este post será eterno… 😉

La primera sería “Heart of Gold”. Esta canción ha sido versionada por cantantes como Johnny Cash o Diana Krall, pero la mejor sin duda sigue siendo la de Young. (La canción empieza en el minuto 1:40)

La siguiente de ese disco sería “Old Man”… me encanta cuando en el estribillo se unen las voces de los coros a él cantando:

Old man take a look at my life I’m a lot like you
I need someone to love me the whole day through
Ah, one look in my eyes and you can tell that’s true

En 1985, se vuelve a juntar con Crosby, Stills and Nash en el festival “Live Aid” en Philadelphia.

Vamos a pasar directamente a 1992, que es cuando publica el álbum “Harvest Moon” en el que aparece la siguiente canción que adoro:

Y no quería despedir el post de hoy sin que sepáis cuál es la canción con la que “juego” en el titular de esta publicación. “My My, Hey Hey (Out of the Blue). La canción pertenece al ábum Rust Never Sleeps, publicado en 1979 y por si no lo sabes, el verso “It’s better to burn out than to fade away”, fue mencionado en la nota de suicidio del cantante Kurt Cobain.

That’s all folks!

¡Nos leemos!
Marina Lozano

Estándar