Un poquito de mí

81553975_2648061835464219_5986118855007666176_o

Encantada de que me leas, pero antes de todo: let me please introduce myself. I’m a woman of wealth and taste…

Mi nombre es Marina. Soy periodista, correctora de textos, organizadora de eventos, actriz de doblaje en proceso, cantante en mis ratos libres y mil cosas más. Desde que tengo uso de razón, he sentido una conexión muy especial con la música. He crecido escuchando a James Taylor, Jim Croce, Carole King, The Beatles, The Rolling Stones, Bruce Springsteen, Norah Jones, John Mayer, Cat Stevens y una infinidad de cantantes que se han ido topando conmigo y que a día de hoy, lo siguen haciendo.

Nací un frío y nevado 31 de diciembre. Esperé hasta el último momento y Madrid quiso celebrar mi llegada a este mundo con la ciudad completamente nevada. Desde ese instante, mi piel se quedó igual de blanca que las calles que formaban parte de esa postal navideña con la que despedíamos 1996. Si me dieran una moneda por todas las veces que alguien me ha dicho que “por unas horas, no nazco en el año siguiente”, ahora mismo sería millonaria y estaría escribiendo estas líneas desde mi yate en la costa gallega.

Siempre he sentido curiosidad por la música que sonaba antes de que naciera. Se podría decir que tengo el alma en blanco y negro. Mi infancia se resume en toda la discografía de James Taylor sonando en el coche de mi padre. Cierro los ojos y recuerdo que soñaba con cantar con él y por eso le hacía los coros mientras viajaba con su música. Cuando me di cuenta de que era prácticamente imposible ser su corista, me imaginaba hablando con él y haciéndole mil preguntas sobre sus canciones. Así es como descubrí que tenía que ser periodista.

Si pudiera resumirle mi vida a un taxista en lo que dura el trayecto, sería algo así: hablo por los codos, me río escandalosamente y me gusta vestir de negro. Me encanta sonreírle a los perros y sacarles la lengua a los niños, las croquetas, el queso, los paseos por Madrid en solitario, solucionar los problemas del mundo con un Albariño, los tulipanes naranjas, el olor de Galicia, escribir en libretas, llevar las uñas rojas, sentarme detrás del conductor cuando voy en autobús, mi perro Belton —y ahora mi perro Nico— los monos, la mermelada de moras, cantar, pintar, hacer cerámica y escultura y por supuesto: escribir y hablar sobre música.

Pero ojo, no toda la música me vale… soy más de clásicos, como la canción de Joni Mitchell que le da nombre a este blog y con el que os acerco la música que mueve mi mundo.

Aquí os dejo mi lista de Spotify con horas y horas de música sin interrupciones: Marina FM

¡Nos leemos!

Marina Lozano