5 canciones del mes

Big Yellow Taxi: 2020 en 5 canciones

Playa O Carreiro, O Grove.

Mi 2020 empezó diciéndole adiós a mi larga melena y arriesgando con un corte de pelo que rozaba los hombros. Se podía ir a los conciertos -sin distancia de seguridad- y los bares los cerrabas tú con el toque de queda que quisieras ese día. No éramos tan escrupulosos y no nos importaba beber a morro de la cerveza de tu amigo. En ese momento, la música de Harry Nilsson amenizaba mis trayectos en metro, en el que íbamos como sardinas en lata, sacando la cabeza del vagón entre estación y estación para coger aire.

Llegaron unos meses en los que el mundo siguió girando y nuestras vidas dejaron de ir a ese ritmo loco al que estábamos acostumbrados. Me dediqué a pintar, hacer confitería de confinamiento, leer y escribir… Tengo muchos textos sin publicar de esos meses y quiero despedir el año con uno de ellos que escribí en mayo:

Unas botas cowboy con lista de espera

No paro de darle vueltas y no sé por qué el destino se está riendo de esta manera de nosotros. Hay un anuncio en televisión en el que Matías Prats lanza una pregunta en el aire: ¿Dónde estabas hace unos meses?

Hace unos meses seguro que estaba corriendo porque no llegaba al metro, enviando y leyendo correos mientras caminaba por la calle , tomando café, cerrando bares o paseando sin saber aún que, esas esquinas y esas fachadas, se iban a convertir en mis lugares de peregrinaje mental durante los próximos meses.

He viajado tantas veces a mis recuerdos a través de las fotografías y de la música que estoy con jet lag crónico.

Me he imaginado tantas veces cómo serán esos paseos y encuentros con mis seres queridos, los viajes y el momento en el que poder estrenar aquel vestido de flores que estaba esperando aúnen el armario para poder disfrutarlo en primavera.

Recuerdo que en febrero, me compré unas botas estilo cowboy con la intención de ponérmelas en primavera con ese vestido. Algo por dentro me dijo que no llegaría a estrenar esas botas y las devolví.

No sé qué puedo hacer para que nos devuelvan esos meses del año que no hemos podido disfrutar. Supongo que como en todas las reclamaciones, hay lista de espera… Qué lástima que no se pueda solucionar con un bono, como el que ofrecen en las aerolíneas.


Y después de estas palabras, os dejo con las 5 canciones que han formado parte de mis días y mis noches durante este año tan atípico. ¡Música, maestro!

Trouble Sleeping – The Perishers: cuantísimas veces la habré escuchado a lo largo de este año…

One Headlight – The Wallflowers: de mis favoritas, sin duda. Tiene algo que la hace especial y muy sexy. No la suelo compartir con nadie, la verdad. Me encanta escucharla sola. Al buscarla en Youtube, me he encontrado con este comentario que define a la perfección esta canción: «This song it’s like an old friend you haven’t seen in ages»

Country Roads, Take Me Home – John Denver: Solíamos cantarla -mi amiga Yoli y yo- todas las noches en el mismo pub irlandés cuando estuvimos en Berlín en marzo y se ha convertido en la canción estrella siempre que nos volvemos a casa en coche juntas.

So Long, Marianne – Leonard Cohen: otra de las canciones que más me han marcado este año. Cohen la compuso para Marianne, su musa. Os comparto de nuevo este artículo que escribí hace meses en el que tengo una conexión muy especial con la canción: So Long, Marina: Serendipia

Tierra – Xoel López: durante esos meses encerrada, esta canción me hacía soñar con Galicia y la voz de Xoel me acompañaba en ese viaje mental por sus playas…

Un placer despedir otro año más con vosotros. Mis mejores deseos para el 2021.

¡Nos leemos!

Marina Lozano

Estándar
Música, maestro

Bajo la influencia de Keith Richards

Keith Richards retratado por Lorenzo Agius.

¿Qué mejor manera de terminar el fin de semana que escuchando la música de Keith Richards? Ah, que no sabes quién es… Si te digo que es el fundador y guitarrista de los Rolling Stones, ¿mejor?

En Big Yellow Taxi haremos un repaso a lo largo de su música, haciendo especial hincapié en los álbumes y canciones que más me gustan, por supuesto. Es como una especie de artículo que podría llamarse: «Keith Richards para principiantes». No quiero llenaros la cabeza de anécdotas ni datos que igual no ubicáis bien. Quizá más adelante, le dedique un artículo más extenso. Mientras tanto: ¡Música, maestro!:

Si queréis saber más detalles sobre los inicios de Keith richards, os recomiendo el documental «Under the influence». Lo tenéis en Netflix y es una auténtica maravilla.

Keith Richards nació un 18 de diciembre de 1943 en Dartford, Reino Unido. Su pasión por la música viene de familia. Su abuelo tocaba en una banda de jazz que se llamaba «Gus Dupree» y fue él quien le despertó el gusanillo de tocar la guitarra.

Conoció a Mick Jagger en el colegio y después de estar durante mucho tiempo sin coincidir, se encontraron un día en el tren. Richards vio que Jagger llevaba bajo el brazo un vinilo; no podía creerse que fuera un álbum de Muddy Waters (una de las grandes influencias de Keith Richards). Se podría decir que Muddy Waters y Chuck Berry -entre otros- fueron los «culpables» de que surgieran los Rolling Stones.

Ilustración de Melissa O’Brien

Por cierto, la ilustración en la que aparecen Mick y Keith, es de una artista que se llama Melissa O’Brien. Conocí sus dibujos el mismo día que estrené mi cuenta del blog en Instagram. Tiene unos dibujos IMPRESIONANTES sobre muchos de los cantantes a los que admiro: Joni Mitchell, Neil Young, Willie Nelson, Leonard Cohen.. ¡Tiene mucho talento! Pincha aquí para ir a su web o ir su perfil de Instagram.

En 2021 le dedicaré un artículo a los Rolling Stones, para conocer bien su historia y su discografía; pero mientras tanto, nos vamos a centrar en la de Keith Richards en solitario:

En 1988 publica Talk Is Cheap: su primer álbum de estudio en solitario. Fue grabado en un periodo en el que Mick Jagger y él se tomaron un tiempo. Las que más me gustan de ese álbum, son estas dos: Make No Mistake y Take It So Hard. Para graabr este disco, Keith formó un grupo al que llamó: The X-Pensive Winos.

Keith Richards – Make No Mistake: me vuelve loca la parte en la que interviene Sarah Dash… una voz preciosa y que encaja a la perfección con la música y la voz de Keith.

Encontré hace varios años este vídeo en Youtube en el que la canta con Norah Jones… ¡qué maravilla!

Keith Richards – Take It So Hard:

En 1992 publica Main Offender; un álbum que tiene varias canciones que escucho prácticamente a diario:

Keith Richards – Eileen: creo que es uno de mis temas favoritos de él… Me encanta.

Keith Richards – Hate It When You leave: hubo un tiempo que no podía ni escucharla. Fue la primera canción que sonó en mi lista de reproducción después de una ruptura sentimental -hace varios años- y no pude contener mis lágrimas mientras intentaba camuflarlas con las gafas de sol en una línea 6 de metro que iba abarrotada de gente. Ahora sólo sonrío cuando suena…

Vamos con el 3º disco de Keith y uno de mis favoritos. Se titula Crosseyed Heart y lo publicó en 2015. Como os he aconsejado al principio del artículo, os recomiendo que veáis el documental de Netflix: «Under The Influence» si queréis conocer más acerca de él y de cómo grabó este último disco. Es apasionante. ¡Ya me diréis!

Habré escuchado el disco cientos de veces -si exagerar- y no puedo quedarme sólo con una; le tengo demasiado cariño.

Keith Richards – Trouble

Keith Richards – Love Overdue: el videoclip es genial.

Keith Richards – Blues In The Morning

Si queréis conocer más de su música, escribidme y encantada os hago una lista en Spotify con muchos más temas.

That’s all folks!

¡Nos leemos!

Marina Lozano

Estándar
Música, maestro

Big Yellow Taxi cumple 3 años

Joni Mitchell. Ilustración de Marina Lozano (@lozanomarina_)

¡Estamos de celebración! Siempre os estoy hablando de todos los músicos que me acompañan en mi día a día, pero hoy voy a hablaros de la persona que está al otro lado del teclado y que escribe sobre ellos. Para los que no me conozcáis, let me please introduce myself, I’m a woman of wealth and taste:

Me llamo Marina, soy madrileña, periodista, cantante en mis ratos libres y melómana en potencia. Hablo por los codos, me río escandalosamente y me gusta vestir de negro. Me encantan las croquetas, el queso, los paseos por Madrid en solitario, solucionar los problemas del mundo con un Albariño, los tulipanes naranjas, el olor de Galicia, escribir en libretas, llevar las uñas rojas, sentarme detrás del conductor cuando voy en autobús, mi perro Belton, los monos y en especial: los orangutanes; resumirle mi vida a un taxista en lo que dura el trayecto, sonreírle a los perros y sacarles la lengua a los niños, la mermelada de moras y por supuesto: la música. Pero ojo, no toda la música me vale… soy más de clásicos, como la canción que le da nombre a este blog.

Big Yellow Taxi surgió un día cualquiera mientras sonaba de fondo la voz de Joni Mitchell. Habré escuchado cientos de veces esa canción, pero no fue hasta ese momento en el que se me encendió una bombilla y pensé: ¿Por qué no empiezo un blog de música?

Como ocurre cuando tienes una gran idea, empiezas a ilusionarte y te vuelves loca pensando en todas las posibilidades y en todo lo que podría escribir y comunicar a través de este blog. No os mentiría si os dijera que en más de una ocasión he pensado en dejar de escribir, pero cada vez que ocurre eso, recibo un mensaje inesperado de alguien a quien le ha encantado mi recomendación o que me anima a escribir e investigar sobre otros músicos.

La ilustración que aparece en la portada del blog, es un dibujo que hice hace varios años basándome en el álbum de Joni Mitchell titulado: Ladies of the Canyon En noviembre me decidí a abrir una cuenta de Instagram y una página de Facebook para centrar ahí todo el contenido del blog. Poco a poco iré estando más activa en redes sociales:

Instagram: @bigyellowtaxiblog

Facebook: Bigyellowtaxiblog

3 años después, sigo escribiendo sobre una de mis pasiones: la música y disfruto con todas y cada una de las palabras que plasmo en este blog con un claro y firme objetivo: culturizaros y acercaros un poco más los integrantes de la banda sonora de mi vida.

Gracias, gracias y gracias a todos los lectores que he tenido durante este 2020. En especial, a mi fiel público español, chino (sorpresa, creo que es por tanta compra en Aliexpress), alemán y estadounidense. Y al resto de personas de otros países que se han topado con mi blog durante este año: ¡1.545 gracias!

That’s all folks!

¡Nos leemos!

Un abrazo,

Marina Lozano

Estándar
Música, maestro

40 años del asesinato de John Lennon

A estas alturas de la película, todos sabemos lo que ocurrió con la muerte del ex-Beatle John Lennon, pero para los despistados, en Big Yellow Taxi os cuento un poco más acerca de este triste suceso en el mundo de la música.

Todo ocurrió un 8 de diciembre de 1980 en Nueva York. Poco antes de las 23.00h, John Lennon regresaba a su apartamento junto a Yoko Ono. Cuando se disponían a entrar al Dakota -edificio donde ambos vivían en Manhattan junto a su hijo Sean- un individuo se acercó y gritó: “Mr. lennon!”. Se trataba de Mark Chapman, un fan perturbado y obsesionado con la música de la banda británica. Lennon se giró y fue entonces cuando Chapman sacó un revólver y le disparó cinco veces, terminando así con la vida del cantante británico.

Fotografía de Paul Goresh, mientras John Lennon le firmaba un autógrafo a Mark Chapman horas antes de su asesinato.

Chapman fue arrestado en ese momento y condenado por ese crimen a un mínimo de 20 años y a un máximo de cadena perpetua. A día de hoy, se encuentra recluído en la prisión de Wende, en el estado de Nueva York.

“Supongo que intentaron matar a John, pero no pudieron. Su recuerdo todavía sigue vivo”, dijo Yoko Ono en una entrevista años después de la muerte de Lennon.

En 2008, Chapman aseguró haber tomado una decisión horrible al acabar con la vida de otro ser humano”. “Creí que matando a John Lennon me convertiría en alguien, y en lugar de eso me convertí en un asesino, y los asesinos no son nadie”.

Además, el asesino de Lennon tenía una lista en la que figuraban un total de cinco famosos como posibles víctimas, como por ejemplo: Elisabeth Taylor y Johnny Carson, pero finalmente escogió al ex-Beatle “por ser más accesible”.

El 9 de octubre y el 8 de diciembre, días del nacimiento y la muerte del cantante, el Memorial Strawberry Fields, situado en Central Park, se llena de fans que acuden desde todos los rincones del mundo para recordar a Lennon.

¿Y cómo iba a terminar de escribir el post de hoy sin poneros «Imagine»? ¡Dentro música!

That’s all folks!

¡Nos leemos!

Marina Lozano

Estándar